Una estatua de Jesús de 300 años tiene dientes humanos


Especialistas en restauración del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron, mediante una radiografía, que la escultura policromada del Cristo de la Paciencia, que se venera en Zumpango, Estado de México, posee piezas dentales y no de hueso de animal como era lo habitual para las tallas del siglo XVIII como ésta.



“Es común que las esculturas tengan dientes, pero normalmente son de madera o huesos tallados individualmente o como una placa, pero en este caso tiene ocho dientes de un adulto, incluso se puede apreciar hasta la raíz”, indicó la restauradora Fanny Unikel, responsable del Taller de Restauración de Escultura Policromada de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM). La especialista, quien encabezó los trabajos de restauración de la pieza, explicó que la dentadura probablemente fue donada como agradecimiento o acercamiento con las imágenes religiosas. Los feligreses regalan su cabello para hacer las pelucas de los santos, ropa o dinero. Normalmente dientes y uñas se elaboran con huesos y cuernos de animales, de ahí lo peculiar de este Cristo.

Publicar un comentario