La CIA probó por primera vez los aviones no tripulados en el Área 51

La CIA durante la Guerra Fría podría haber desarrollado estos aviones (drone) en el área 51, de acuerdo con documentos del gobierno recientemente desclasificados

Dos programas, conocidos como "AQUILINE" y "AXILA", se iniciaron durante la década de 1960, cuando las crecientes pérdidas ecónomicas de aviones U-2 espía convencieron a los funcionarios de la agencia, la necesidad de aviones indetectables pequeños capaces de realizar sobrevuelos limitados y bombardear cualquier zona.

Los archivos del gobierno, los cuales fueron puestos en libertad bajo la Ley de Libertad de Información de la Universidad George Washington National Security Archive , ofrecieron el primer reconocimiento oficial de Área 51. Pero lo que estaba pasando allí es sin duda lo más interesante
                                                                                        
EL PROYECTO AQUILINE fue desarrollado por primera vez, en 1965, dos ingenieros de la Oficina de Investigación y Desarrollo emitieron una solicitud de propuestas para un pequeño avión no tripulado. "Douglas Aircraft" fue la única empresa en responder.

El prototipo AQUILINE desarrollado por Douglas Aircraft, fue esencialmente un avion con una envergadura de 8,5 metros, "El avión sólo pesaba 105 libras, motor de cola, una hélice de dos palas y un motor de 3.5 caballos". 

A pesar de que AQUILINE seguía desarrollándose, la CIA estaba desarrollándo otro prototipo de avión no tripulado. El proyecto AXILAR parecía mucho más a un avión convencional:
                                                                                                                     
EL PROYECTO AXILAR terminó siendo demasiado grande y fuerte para misiones secretas de la CIA, pero querían utilizarlo para espiar y hacer reconocimiento en tiempos de paz.

La CIA le instaló un sistema de piloto automático por 50.000 dólares y le añadió equipos de radar-homing. AXILAR probablemente habría sido utilizado en Vietnam, presumiblemente para encontrar donde tenían escondidos misiles tierra-aire, según los documentos.

Al menos uno de estos prototipos se voló en el Área 51 más de 20 veces , de acuerdo con Chris Pocock, un historiador y autor de varios libros sobre el programa de la CIA U-2.

Los Estados Unidos todavía gastan grandes cantidades de dinero en programas de aviones no tripulados. El proyecto Predator cuesta $ 2 mil millones, y el programa Reaper casi $ 12 mil millones. Pero a diferencia de sus predecesores de hace casi 50 años, las máquinas de hoy en día son mucho más letales, indetectable y sostenibles.

Publicar un comentario